Categorías del blog
Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

Los golpes de calor en la infancia

Publicado en19/04/2018 Por 47
Los golpes de calor en la infancia
Como evitar los golpes de calor en los niños
Un golpe de calor -o shock térmico-, es uno de los casos más graves de hipertermia. Es el sobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a las altas temperaturas o a un exceso de ejercicio físico. Afecta fundamentalmente a las personas de edad avanzada y a los niños menores de 4 años, y especialmente a los menores de 1 año.
El golpe de calor se puede producir en diferentes circunstancias. Por ejemplo, si dejamos a un niño sólo dentro de un coche expuesto al sol -o en general-, si el niño está expuesto a situaciones con humedad y temperaturas elevadas, sin protección ni hidratación adecuada.
Una gran proporción de las víctimas por hipertermia tienen entre 0 y 5 años. Debido a la menor reserva de agua de un niño, su temperatura corporal sube de 3 a 5 veces más rápido que en el adulto. Además, el aparato respiratorio de los niños, que aún se encuentra en desarrollo, los hace más vulnerables al agotamiento por calor.
Los principales consejos de prevención del golpe de calor, según la Asociación Española de Pediatría, son:
  • Extremar la vigilancia de los niños pequeños, especialmente los menores de un año.
  • No esperar a que los niños pidan agua. Ofrecer continuamente líquidos. En el caso de lactantes ofrecer el pecho de manera más frecuente.
  • En caso de realizar actividades físicas al aire libre, en épocas de calor, ir bebiendo pequeñas cantidades cada 15-30 minutos durante el ejercicio. Modificar la actividad física según las condiciones ambientales, evitando el ejercicio más intenso en las horas de máximo calor. A esas horas, proponer juegos tranquilos evitando que los niños se agiten.
  • En caso de temperaturas altas, recordar siempre utilizar ropa holgada, ligera y transpirable —por ejemplo de algodón—, de colores claros y no olvide proteger la cabeza de los niños con una gorra.
  • Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia. Evitar que los niños permanezcan mucho tiempo expuestos al sol y a altas temperaturas, manteniéndolos en lugares sombreados, bien ventilados o con aire acondicionado.
  • Nunca deje a un niño solo, ni tampoco permanezca con él, dentro de un vehículo estacionado y cerrado.
Fuente: "NIÑOS EN LOS AUTOMÓVILES Y EL GOLPE DE CALOR EN LA INFANCIA" -Dossier informativo- Fundación Mapfre y Asociación Española de Pediatría
Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Ajustes

Compartir

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Iniciar sesión

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Iniciar sesión